Historia

Siglos XVIII y XIX
En 1790, Nueva York dejó de ser la capital estadounidense, aunque mantuvo su primacía por su actividad portuaria y por su importancia en el comercio nacional e internacional de la floreciente nación. El crecimiento económico de la ciudad se produjo a comienzos del siglo XIX, gracias a las innovaciones producidas en la industria del transporte. Los primeros frutos de la Revolución Industrial fueron el incremento de la natalidad y el descenso de la mortalidad infantil. Sin embargo, la población obrera, que se concentraba en torno a la industria, padecía serios problemas de higiene y hacinamiento, lo que originó una serie de conflictos sociales y laborales que provocaron una corriente migratoria hacia Greenwich Village.

A principios del siglo XIX, Nueva York contaba con cerca de 100.000 habitantes que se concentraban en un extremo de Manhattan. La ciudad crecía de forma desordenada y sin seguir ningún plan urbanístico. Es entonces cuando una comisión presenta un plan de desarrollo llamado Commissioners Plan of 1811 que propone la urbanización de la ciudad de acuerdo a un trazado de calles rectas, cruzadas por otras, perpendicularmente.
En 1825 se construyó el canal de Erie, que abría la ruta de los Grandes Lagos, haciendo de Nueva York el primer puerto de Estados Unidos y la sede de la mayoría de la industria del país (más del 50 % de las exportaciones y el 70 % de las importaciones pasaba por Nueva York).
En los años de la Guerra Civil americana se detuvo temporalmente el crecimiento de la ciudad. Los neoyorquinos se inclinaron por los federales, contribuyendo con fuertes sumas de dinero, condicionadas a la cesión de derechos para la ciudad como puerto libre. Este es el inicio de las grandes fortunas y el desarrollo de la Quinta Avenida (Fifth Avenue), así como el nacimiento de las grandes edificaciones para bancos y oficinas de Wall Street.
En 1898 comienza la incorporación de los cuatro distritos que componen actualmente la ciudad. Nueva York desde entonces se ha convertido en un importante centro de desarrollo, basta recordar que aquí se construyó el primer ascensor del mundo, el primer edificio de apartamentos, la primera línea del metro y el primer túnel de dimensiones considerables.

En la actualidad, es el corazón de los movimientos financieros, un símbolo de pujanza, y es considerada la ciudad más importante de Estados Unidos, con una población cercana a los 9 millones de habitantes (18 millones su área metropolitana). Internet a finales de la década de los 90 favoreció la economía del país y ayudó a constituir una nueva forma de industria.

Aunque el episodio más trascendente de la ciudad de Nueva York tuvo lugar el 11 de septiembre de 2001 cuando un avión comercial se estrelló contra la Torres Gemelas del World Trade Center. En este atentado, perpetrado por la organización terrorista Al Qaeda, murieron miles de personas y dejaron una huella imborrable en sus habitantes.


Colors