Spinner

Viajes y circuitos en Marruecos

Jardin de Menara
Circuitos
Más info
Foto circuito

Ciudades Imperiales

8 días / 7 noches
Más info
Foto circuito

Combinado Marrakech Esauira

8 días / 7 noches
Aventura
Más info
Foto circuito

Hacia las Arenas del Desierto

8 días / 7 noches
Circuitos
Más info
Foto circuito

Gran Tour Marruecos

10 días / 9 noches
Documentación y visados

Pasaporte: Para entrar en Marruecos, se exige pasaporte en vigor, con una validez mímima de 6 meses. La estancia máxima legal permitida para turistas es de 6 meses al año y no más de 90 días en cada período de 6 meses. Si desea prolongarla, hay que dirigirse a los servicios de policía correspondientes. En caso de incumplimiento, puede haber retrasos e inconvenientes a la salida de Marruecos.
Visados: Los ciudadanos españoles no necesitan visado para visitar el país por turismo
Vacunas:
Obligatorias: Ninguna.
Recomendadas: Tuberculosis
Sanidad

Las condiciones sanitarias en Marruecos son, en general, correctas. En las principales ciudades se puede recurrir, en caso de necesidad, a clínicas privadas donde se contará con buenos profesionales formados con frecuencia en España o Francia. Sin embargo, en ciudades de menor importancia y, en general, en el medio rural, las instalaciones sanitarias son de un nivel muy inferior, poco dotadas y con personal auxiliar escasamente cualificado. Sólo se recurrirá a la hospitalización en caso de extrema urgencia, siendo preferible, tras el consejo facultativo oportuno, el regreso al lugar de origen.

Conviene extremar las medidas de higiene, prestando atención a la comida (lavando bien las frutas por ejemplo), bebida (agua embotellada fuera de las grandes ciudades) y alojamiento. Por ello, los puestos ambulantes donde se sirven comidas y aquellos situados al borde de las carreteras no son recomendables. En verano es preferible evitar el consumo de ensaladas y, en prevención de desarreglos intestinales, viajar provisto de pastillas antidiarreicas.

Divisas

La moneda nacional es el dirham, dividido en 100 céntimos.

El Banco Central fija diariamente la cotización del dirham respecto a las principales divisas extranjeras. En la actualidad la cotización es de aproximadamente 1€= 10,65 dirhams. El dirham no tiene convertibilidad exterior, estando sujeta su importación y exportación al control previo del Office des Changes.

No existen restricciones a la entrada de divisas que, en todo caso, deben ser declaradas. Es recomendable conservar los resguardos de cambio efectuados con el fin de evitar eventuales dificultades en el momento de la salida.

En los hoteles, restaurantes y bazares de las grandes ciudades se acepta el pago con divisas existiendo el riesgo de que el cambio aplicado no se ajuste estrictamente a la cotización oficial del día. Esto no suele ocurrir si el pago se hace con tarjetas de crédito extranjeras, aunque ello pueda acarrear recargos o comisiones por cambio adicionales. Es recomendable hacer el cambio en bancos.

Otros


RECOMENDACIONES DE VIAJE
•La entrada en territorio marroquí con vehículo queda reflejada en la ficha individual policial del interesado por lo que se recomienda salir siempre con el mismo vehículo con que se realizó la entrada, a no ser que pueda justificarse fundadamente la razón de la permanencia del vehículo en Marruecos. Por otra parte, si la entrada en Marruecos se hace utilizando un vehículo del que no se es propietario, es necesario estar provisto de un documento de cesión debidamente validado ante la Representación Diplomática o Consular marroquí en España.

•Si se quiere adentrar en el desierto y zonas aisladas, conviene ir bien equipados y contratar los servicios de un buen guía de confianza, conocedor de la región.

•Es importante contratar en origen un seguro de viaje fiable que incluya asistencia y repatriación sanitaria que, en su caso, puede resultar muy costosa. Si se viaja con vehículo, éste debe estar preferiblemente asegurado con la máxima cobertura posible.

•Se recomienda extremar las precauciones en la práctica de deportes denominados de riesgo como parapente, montañismo y espeleología, así como en la conducción de quads y otros vehículos de motor. En todo caso se ha de tener en cuenta que los medios y capacidades de rescate pueden ser limitados.

•Por su situación geográfica, en Marruecos existe riesgo sísmico. Deben por lo tanto tenerse en cuenta las recomendaciones globales de protección en caso de movimiento sísmico: alejarse de muros, ventanas, cristaleras, árboles, carteles y similares, y por el contrario situarse en espacios abiertos o al abrigo bajo un mueble resistente o umbral de puerta, manteniendo la calma. En época de lluvias hay que tener presentes los riesgos de riadas e inundaciones repentinas.

•Si se desea viajar a Marruecos con un animal de compañía, se recomienda consultar la normativa marroquí relativa a la admisión y la vigente europea para el retorno a España (Reglamento CE-Nº 998/2003), habida cuenta de la existencia de brotes aislados de rabia en Marruecos.

•No se puede entrar en Marruecos con ningún tipo de arma (salvo que se haya adquirido un permiso para ello). No se puede en ningún caso entrar con munición, que, en su caso, debe ser adquirida en el país.

•Tampoco se puede entrar en el país, salvo autorización previa, con ningún tipo de drone, aunque sea meramente recreativo.

•Se recomienda evitar las grandes concentraciones de personas.

RECOMENDACIONES DE COMPORTAMIENTO


• DROGAS: En Marruecos se pena la posesión, aunque sea para consumo propio, de cualquier tipo de droga, con independencia de la propia tipificación prevista para el tráfico de estupefacientes. Las penas por consumo pueden oscilar entre un mes y los 5 años de cárcel, en función de la eventual reincidencia, además de una multa de 1.200 DH de tipo administrativo y otra multa impuesta por la aduana, cuya cuantía varía según el valor de la droga incautada. Por tráfico de drogas, las penas a imponer van de los 5 a los 30 años de prisión, según las circunstancias y que el acusado sea reincidente o no, además de las multas ya referidas. Las autoridades marroquíes suelen exigir el pago íntegro de las multas impuestas como condición previa a considerar las solicitudes de traslado de presos a España, en cumplimiento del Tratado bilateral existente al respecto.

•Marruecos es un Estado Confesional, y por tanto la religión oficial -el Islam- influye en el estatuto personal de sus ciudadanos y condiciona, a veces, también la conducta de los turistas extranjeros. La práctica de otros cultos religiosos está permitida pero el proselitismo está prohibido y es perseguido.

•Conviene saber que, de acuerdo con la legislación vigente, las relaciones homosexuales pueden ser objeto de persecución penal.

•En caso de infringir la ley vigente en Marruecos, dando lugar a la denuncia por la correspondiente Autoridad local, se recomienda ponerse en contacto inmediatamente con el Consulado español más cercano o con el Consulado de la Unión Europea más próximo.

•Las aduanas marroquíes tienen la posibilidad legal de incautar el vehículo que transporte bienes de contrabando, entendiendo como tal, mercancías prohibidas (droga, prensa o vídeos sobre sexo, propaganda religiosa o publicaciones críticas de la situación política) o bienes no declarados en cuantía superior a la permitida legalmente como alcohol y tabaco. En cualquier caso, no puede alegarse desconocimiento ni uso personal.

•Es aconsejable vestirse con discreción y sin llamar mucho la atención, lo que puede evitar algún contratiempo.

•Es recomendable solicitar permiso al agente policial más cercano antes de fotografiar un edificio público, por si existieran restricciones por razones de seguridad en este sentido. Por otra parte la introducción y el uso de material de rodaje y transmisión para uso profesional o asimilado se encuentran sometidos a ciertos controles y permisos administrativos.

•Las playas marroquíes suelen ser de mar abierto, con fuertes corrientes, por lo que debe extremarse la precaución, especialmente en la costa atlántica y en el Estrecho.

•La red de autovías es buena y, el estado de las mismas es francamente aceptable. Todas las autovías son de peaje. No obstante, conviene circular con precaución, tanto por la actitud imprudente de muchos conductores como por el habitual cruce de peatones y animales por las citadas vías.

•Las carreteras marroquíes son, en general, peligrosas debido al intenso tráfico de las vías principales o en razón del deficiente mantenimiento de las rutas secundarias. Debe advertirse, en este sentido, del habitual tránsito de peatones, así como de animales, por las carreteras, de la deficiente señalización de las mismas y de la actitud imprudente y temeraria de algunos conductores. Es esencial ajustarse a la normativa local de tráfico y evitar asimismo la circulación nocturna. En caso de accidente no debe moverse el coche hasta la llegada de personal de la Gendarmería Real.

•Telefoneando desde Marruecos es obligatorio marcar 0 antes de cualquier número.

Actualmente no hay vídeos que mostrar.